— Texto por Claudia Ocaranza | 19 de Septiembre, 2016

Emporio Farmacéutico

Grupo Fármacos especializados tiene más de un contrato con importes y conceptos discutibles

Con 44,000 millones de pesos en 1,940 contratos, Grupo Fármacos Especializados y sus subsidiarias Fármacos Especializados y Selecciones Médicas del Centro son el conglomerado que ha conseguido más contratos gubernamentales durante el primer trienio de la administración de Enrique Peña Nieto. El grupo está controlado por José Antonio Pérez Pérez y se dedica a la distribución farmacéutica en toda la República.

El 75% de los contratos que obtuvieron en el trienio fueron a través de adjudicación directa, lo que significa que los distintos entes gubernamentales adjudicaron a Grupo Fármacos Especializados 1,455 contratos por un valor de 17,790 millones de pesos, de acuerdo con los cálculos realizados por el equipo de PODER y el Universal Data con la base de datos de Compranet y QuiénEsQuién.Wiki.

“Lo que es un hecho es que cuando hay una adjudicación directa hay pocas posibilidades de imponer condiciones a los vendedores. Muchas veces se compra lo que hay a lo que cuesta, por eso el esquema es riesgoso para una institución que busca usar los recursos públicos de la mejor manera” dijo Ignacio García-Tellez, director de la práctica de Sector Salud de la consultora PwC

Adjudicaciones opacas

El Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el SIDA (Censida) adjudicó en 2013 a Grupo Fármacos Especializados un contrato por casi 621 millones de pesos por la compra de antirretrovirales. El precio unitario pagado en al menos tres medicamentos genéricos supera el costo máximo que en 2016 indica la lista del programa de Acceso Gratuito a Tratamiento a Personas con VIH.

Esta es una de las pocas adjudicaciones directas que incluyen los precios unitarios en los documentos accesibles a través de CompraNet. En la mayoría de los casos lo único que se indica es el importe total y la descripción de los insumos. Tanto las dependencias que adjudican como las proveedoras conocen los precios máximos de referencia, pues fijarlos es responsabilidad de la Comisión Coordinadora para la Negociación de Precios de Medicamentos y Otros Insumos para la Salud, dirigida por Javier Arturo Hernandez Insunza y dependiente de la Subsecretaría de Integración del Sector Salud de la Secretaría de Salud; La comisión no estuvo disponible para una entrevista.

El expediente que maneja el Comité de Adquisiciones que aprueba cada contrato debería estar completo en CompraNet, a decir del abogado experto en patentes Jorge Ortega, que también pide la justificación técnica que demuestre las razones por las que se hizo una adjudicación directa y no una licitación pública.

En 2014, Selecciones Médicas del Centro -subsidiaria de Grupo Fármacos Especializados- vendió “servicios integrales de invasión mínima” al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Nuevo León a través de adjudicación directa por más de 37 millones de pesos. La compra incluyó equipos para procedimientos como laparoscopias y colonoscopias, instrumentos que tienen en cartera la mayoría de proveedores (incluso están disponibles en Amazon) y no justifican una compra por adjudicación directa.

Las especificaciones de los equipos que compró el IMSS deben justificar que se hiciera en una adjudicación directa y no en una licitación abierta según el Lic. Ortega. No es posible conocer tales características ya que el Instituto no facilita la información en CompraNet.

Licitaciones públicas repiten precios altos

La tendencia de subir los precios se repite también en algunas licitaciones públicas, para las que el fallo, los contratos y las bases de las convocatorias sí han sido subidas en CompraNet. En 2013, Grupo Fármacos Especializados vendió al gobierno del Estado de Colima el antipsicótico Abilify, por 865.05 pesos cada paquete de 20 tabletas de 15 mg con la sustancia activa Ariprazol. En una farmacia común la misma medicina se puede comprar por 270 pesos.

Algunos de los medicamentos vendidos por Grupo Fármacos son fabricados por el laboratorio Bristol Myer Squib, en el que José Antonio Pérez Pérez, de 80 años, trabajó durante dos décadas antes de fundar, junto con su esposa Ambra Fayad Said, su propia empresa en 1984. Otros laboratorios en la carrera del empresario originario de Guadalajara fueron Merrel, Winthrop y Laboratorios Sophia.

La relación entre los laboratorios fabricantes de los medicamentos y las distribuidoras toma relevancia pues los primeros ponen el precio de salida al público y a partir de ahí las distribuidoras son las responsables de negociar ese precio con las instituciones de salud y sumar ganancias, explicó Ortega.

En 2014, Grupo Fármacos Especializados consiguió su mejor contrato del trienio, que según la base de datos de CompraNet fueron 3,000 millones de pesos dentro de la compra consolidada que hizo el IMSS ese año. La licitación contiene más de 400 claves (compras de medicamentos), y en la plataforma del gobierno están justificadas en un pdf escaneado de 168 páginas que no se puede procesar por computadora. En las verificaciones aleatorias que se han realizado todos los precios están por debajo del precio máximo de referencia, aunque hay casos en los que a pesar de que Grupo Fármacos Especializados tiene una oferta peor consigue una pequeña parte de la compra.

José Antonio Pérez Pérez y Ambra Fayad en un evento

Grupo Fármacos Especializados más fuerte que nunca

La posición privilegiada de Grupo Fármacos Especializados se vio fortalecida por la salida del mercado de una gran distribuidora como Casa Saba en 2014. En ese momento empresas más pequeñas podrían haber entrado a la competencia, pero esto se torna difícil cuando se tiene una industria tan concentrada con grandes ganadores que “ya conocen los caminos para lograr las licitaciones”, dijo García-Tellez, consultor de PwC.

Según varios analistas la salida del mercado de Casa Saba ayudó a Grupo Fármacos Especializados a superar una crisis entre los herederos del matrimonio Pérez Fayad y a ganar grandes contratos con el PRI cuando siempre había sido acusado de cercanía con el PAN.

El negocio del grupo no depende sólo del Gobierno Federal; en CompraNet figuran varios contratos importantes con instituciones de salud estatales y municipales. En el negocio privado tiene también importantes acuerdos, como por ejemplo la venta de medicamentos en las farmacias de los hospitales de Grupo Star Médica a través de Farmacias Especializadas.

Los periodistas han intentado contactar a Grupo Fármacos Especializados para una entrevista y para aclaraciones y éste no ha respondido.

Las malas prácticas del mercado farmacéutico

En la industria farmacéutica mexicana la transparencia brilla por su ausencia y las malas prácticas están en boca de todos. De acuerdo con fuentes internas en el sistema de salud, es común que el precio de los medicamentos sea inflado por las distribuidoras -a veces hasta 30% por encima del precio de venta al público- y que ese sobrecoste se reparta en efectivo o en forma de regalos entre varios de los participantes del proceso de compra.

Para 2017 se contempla un presupuesto cercano a los 50 mil millones de pesos para compras de medicamentos. No hay previsto ningún cambio en la planeación, licitación, adjudicación, contratación, ni en el seguimiento del contrato; tampoco en la documentación que se hace pública en el portal CompraNet, que permitiría seguir con claridad todo el proceso de compra y disipar cualquier duda de corrupción y mala praxis.

Reportaje editado por Eduard Martín-Borregón

Coordinación

Lilia Saúl

Eduard Martín-Borregón

Análisis de Datos

Claudia Ocaranza

Daniela Guazo

José Félix Farachala

I.M. López

T. Kevin Brown

Textos

Daniela Guazo

Claudia Ocaranza

José Félix Farachala

Desarrollo web

Alan Garay

T. Kevin Brown

Fotografía

El Universal