Los Fideicomisos Públicos son contratos por medio de los cuales, el gobierno federal, los gobiernos de los Estados o los Ayuntamientos, con el carácter de fideicomitentes, a través de sus dependencias centrales o paraestatales, transmiten la titularidad de determinados bienes del dominio público, del dominio privado de la Federación, entidad federativa o municipal, o afecta fondos públicos en una institución fiduciaria para realizar un fin lícito determinado, de interés público.

Partes del Fideicomiso

Fideicomitente

Destina bienes o derechos para constituir el fideicomiso.

Fiduciario

Institución con autorización quien recibe los bienes del cliente (Patrimonio) para realizar los fines lícitos determinados por el fideicomitente.

Fideicomisario

Recibe el beneficio derivado del fideicomiso, puede ser el mismo fideicomitente.

Línea de tiempo de la Normatividad o reglamentación de los Fideicomisos

Hasta 2006 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) era la única con la facultad de crear fideicomisos públicos. Con la expedición de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, el criterio legislador cambió y determinó que la SHCP sólo sería fideicomitente único de la Administración Pública Centralizada, lo que abrió la posibilidad de que también el Poder Judicial, las cámaras de diputados y de senadores, así como los órganos constitucionales autónomos actúen como fideicomitentes y constituyan fideicomisos públicos con recursos provenientes de sus presupuestos autorizados.

Los Fideicomisos Públicos no paraestatales, no sólo no cuentan con una estructura orgánica propia, sino que también carecen de un órgano interno de control. La Auditoría Superior de la Federación, ha venido señalando que los fideicomisos no paraestatales constituyen una de las áreas de mayor opacidad y riesgo, sobre las cuales es necesario profundizar en su existencia, regulación, control, transparencia y rendición de cuentas, ya que prácticamente se encuentran regulados por el contrato de constitución particular de cada uno de ellos y las reglas de operación que sus propios comités técnicos emiten.

Buscador >>

Las cajas negras del Gobierno es posible gracias a